• Preservar, promover y difundir la narración oral como patrimonio cultural, social e inmaterial de la humanidad.
  • Aportar a la reflexión sobre la narración oral y las políticas culturales dentro de nuestro país.
  • Contribuir al reconocimiento de la narración oral como una disciplina particular frente a organismos institucionales, gestores culturales y públicos en general.
  • Generar propuesta y proyectos de narración oral para intervenir en diversos espacios y contextos del país, como por ejemplo: escuelas, bibliotecas, centros culturales y otros espacios públicos y privados.
  • Desarrollar intercambios, encuentros y vida asociativa entre los miembros en un espíritu de fraternidad, de mutualización y solidaridad, así como propuestas artísticas abiertas al público. (al menos dos veces al año)
  • Ser un interlocutor válido y legítimo ante organismos del estado, colectividades territoriales, federaciones  u otros grupos públicos o privados.